Todo comienza por una idea

Una idea, un pensamiento, una sonrisa, una flor… cualquier cosa puede inspirar un evento o su temática. Sin embargo la mente es creativa, cuando empieza no deja de ponerle freno a lo que tiene entre manos.

Realizar un evento puede ser unos de los momentos en los que la mente más trabaje. Que si las flores, los invitados, los colores, el traje, la fecha, el lugar… todo quieres que sea perfecto y sea un momento digno de recordar, ya no solo por las anécdotas que surgirá durante el transcurso del eventos sino porque todo salió como querías.

Lo primero es sentarse, pensar, aclarar ideas de la manera que se te ocurra, escribirlo todo y quedarte con lo que más te gusta, crear un calendario de actuaciones… y por supuesto un presupuesto real!

Pero siempre es mucho esfuerzo controlarlo todo, pero se puede. En ese momento en el que todos los vestidos te parecen iguales, las letras empiezan a saltar de los folios o tienen pegamento hasta en las orejas… puede que sea momento de contar con la ayuda de un especialista en eventos.

En este blog podrás encontrar mil ideas para el evento que traes entre manos, y si lo precisas, también mi ayuda. Solo hace falta una mesa, dos sillas y una idea para que todo funcione.